Riesgos para la salud

Aunque un número reducido de personas se vuelven dependientes al kratom (principalmente en Tailandia), éste no produce hábito si se consume con responsabilidad. Si se utiliza ocasionalmente como droga recreacional, en lugar de consumirlo diariamente, prácticamente no hay riego de volverse dependiente.

Sin embargo, es muy importante no crearse el hábito de consumirlo diariamente. El kratom, así como muchas drogas (alcohol, café, tabaco, etc.) si se utiliza todos los días durante un periodo de tiempo prolongado, puede volverse un hábito difícil de dejar. Por lo tanto, recomendamos no consumirlo todos los días. Antes de comenzar a experimentarlo, planifique su consumo. Si en algún momento le es difícil apegarse al uso planificado, debe dejar de consumir kratom inmediatamente.

Los riesgos para la salud producidos por el kratom son bajos, a no ser que consuma grandes cantidades diariamente. En Tailandia, donde algunas personas consumen kratom a diario, quienes se volvieron dependienetes pueden presentar sobrepeso, pigmentación oscura en el rostro y síntomas físicos si intentan dejarlo repentinamente. Estos síntomas pueden incluir dolores musculares, irritabilidad, ojos llorosos, nariz húmeda, diarrea y espasmos musculares.

Los consumidores ocasionales rara vez presentan problemas de salud. Algunos consumidores han registrado náusea leve, aumento en la necesidad de orinar y constipación como efectos secundarios. Como cualquier droga o medicamento, las reacciones en las personas pueden variar y algunas incluso pueden presentar alergia u otras reacciones inusuales al kratom, aún si se consume responsablemente.

Guía para el consumo seguro de Kratom

Le recomendamos no consumir kratom muy a menudo: no más de una vez a la semana y de preferencia no más de una o dos veces al mes. Esto evita la formación de hábito y ayuda a disfrutar mejor de la planta.

No se recomienda combinar drogas: Se recomienda no combinar kratom con yohimbina, cocaína, derivados de anfetaminas o grandes dosis de cafeína debido a la posibilidad de una sobre estimulación o un aumento de la presión sanguínea. Tampoco recomendamos combinar kratom con grandes cantidades de alcohol, benzodiazepinas, opiáceos u otras drogas que depiman el sistema nervioso. Esto se debe a la posibilidad que dichas combinaciones puedan producir sedación excesiva o incluso una posible depresión respiratoria (dejar de respirar).

También se recomienda no utilizar kratom junto con inhibidores MAO, tales como el Rue de Siria (Peganum harmala), Banisteriopsis caapi, Flor de la Pasión (Passiflora incarnata) y algunos antidepresivos. Pueden producirse reacciones graves e incluso fatales si se combinan drogas inhibidoras MAO con drogas monoamino. La combinación de drogas inhibidoras MAO con kratom, que contienen alcaloides monoamino, no ha sido estudiada.

Otros riesgos

Nunca utilice maquinaria pesada, no conduzca ni realice otras actividades peligrosas bajo la influencia de kratom. Incluso si se siente estimulado en lugar de somnoliento, puede comenzar a sentirse con sueño sin previo aviso. Utilice su sentido común.

Mujeres embarazadas o amamantando y niños menores de 18 años no deben consumir drogas o medicamentos salvo indicación médica. Se recomienda encarecidamente a las mujeres que puedan quedar embarazadas No consumir kratom.