Kratom, la planta

Kratom es el nombre común de la planta que se llama científicamente Mitragyna speciosa Korthals, un árbol originalmente del sudoeste asiático (Tailandia, norte de la península de Malay hasta Borneo). Crece sobre todo en las regiones centrales y al sur de Tailandia, y sólo raramente en el norte.

Este tipo de mitragyna, parte de la familia rubiaceae, crece en las regiones tropicales y subtropicales de Asia y de África. Las mitragynas asiáticas se encuentran frecuentemente en bosques tropicales, mientras que las espécies africanas (las cuales son a veces clasificadas en tipos separados) se encuentran frecuentemente en pantanos. La mayoría de las especies son arborescentes, algunas llegando a alturas de casi 30 metros. Este tipo fue denominado por el botánico Robert Korthals, y los pistilos de las primeras espécies que él examinó parecían a mitra episcopal. Se caracteriza por una cabeza de forma esférica, con cerca de 120 florecitas. Las espécies de mitragyna son usadas para efectos medicinales así como por su excelente madera. Pero recientemente, la planta mitragyna speciosa ganó también popularidad como droga recreacional.

El árbol de mitragyna speciosa llega a alturas de 15 metros con una altura de 4,5 metros. El tallo es erecto y ramoso. Las flores son amarillas. Las hojas son perennes, de un verde oscuro lustroso, de forma oval, con patronos de crecimiento opuestos. El kratom es siempre-verde en vez de anual o bianual, y sus hojas caen y nacen constantemente, pero existe una pierda de hojas casi estacional debido a las condiciones ambientales. Durante la estacion seca del año la pierda de hojas es abundante, y el nuevo crecimiento es mayor durante la estación de lluvias. Cuando plantadas fuera de su habitat tropical, la pierda de las hojas ocurre con temperaturas más frías, alrededor de los 4 grados Celsius.

Cultivo de kratom

El kratom prefiere suelos mojados, muy húmedos, en zonas protegidas. Porque necesita mucho alimiento, requiere un suelo muy rico y fértil. Es sensible a aridez, y si plantada fuera de su habitat natural es sensible a helada. La producción pasa a través de semillas muy frescas o de brotes. Crece despacio, debido a un hongo que ataca su tecido xilema (uno de los tejidos de las plantas).

Se sabe poco sobre el cultivo de kratom. Las semillas y las brotes son muy dificiles de encontrar. Los brotes de kratom son difíciles de cultivar, a pesar de que la planta en si, una vez establecida, es relativamente resistente. Debido a la dificultad de crear raízes a través de brotes, muchos agricultores experimentan el clonaje. Dos de las dificultades principales del cultivo con brotes son que estes crean hongos o simplemente no crean raíz. Sugestiones para el tratamiento de estos problemas incluyen:

  • poner el brote en agua con un tubo de bomba para aumentar los niveles de oxígeno;
  • usar una pequeña cantidad de fungicida en el agua para impedir el crecimiento de hongos;
  • cambiar el agua diariamente para reducir la formación de hongos.

Alguien obtuvo éxito en mantener el brote húmedo al usar virutas, permitiendo el pasaje de aire, cambiando el agua todos los días para evitar el crecimiento de hongos, y juntando nutrientes asi que las raíces comezaron a crecer.

Hay registos sobre el hecho de que las hojas de mitragyna speciosa sean más potentes en finales del otoño, sobre todo antes de caer, y de que las plantas que crecen en climas frios sean más frágiles. Las plantas cultivadas en climas subtropicales o tépidos son frágiles en finales del invierno y de la primavera, pero potentes en finales del verano y del otoño, y principios del invierno. La mayoría de las plantas de invernadero también es frágil (no se entiende la razón).